Saltar al contenido
Ofertas de Ciclismo

El ciclista Alessandro de Marchi estalla en las redes sociales tras casi ser atropellado

20 noviembre, 2019
Alessandro-de-Marchi

El ciclismo es un deporte que exige de sus atletas esfuerzo y disciplina para obtener la victoria. Sin embargo, también existen riesgos inherentes de las competiciones que hacen del triunfo un sacrificio. Y un riesgo casi le pasa factura a Alessandro De Marchi en un simple entrenamiento matutino cercano a las 10 am.

Alessandro-De-Marchi
13 July 2019 106th Tour de France Stage 08 : Macon – Saint-Etienne DE MARCHI Alessandro (ITA) CCC DE GENDT Thomas (BEL) Lotto – Soudal, at Cote d’Aveize Photo : Yuzuru SUNADA

Pero quién es Alessandro De Marchi

Alessandro es un corredor de pista y contrarreloj italiano de tan solo 33 años. Este ciclista italiano destaca por ser campeón en su país natal de la competición de persecución por equipos. La primera vez que conoció la victoria en su amada Italia fue en el 2018, en el Giro de Emilia.

Su mejor actuación la ha tenido haciéndose con la victoria de dos etapas de la vuelta a España. Asimismo, llego en el quinto puesto en una de las etapas del aclamado Tour de Francia. Fue reconocido con el trofeo al hombre más combativo del tour en 2014. Todo ello porque se interpuso en varias escapadas de la competición.

Equipos que han respaldado a Alessandro De Marchi

Han sido varios equipos los que han visto la destreza e impulso de este joven corredor y promesa. Alessandro De Marchi ha corrido con el conjunto de Androni Giocatolli.

Luego, para el año 2013 fue tomado por el conjunto de Cannondale americano donde forjó un prestigio. En 2015 fue fichado por BMC Racing Team, con el cual subió al podio de primero en la undécima etapa. Desaparecido este equipo, Alessandro De Marchi siguió la senda en organización con el polaco CCC Team.

Una controversia bastante sonada

Viendo que es un ciclista bastante combativo, Alessandro De Marchi generó mucha polémica en las redes sociales. Hace algunos días, domingo 17 de noviembre casi ocurre un accidente que pudiese haber terminado mal. Pero este corredor explotó en furia en las redes sociales.

Vistazo a los hechos

La versión del mismo Alessandro De Marchi, expresa que un auto casi lo atropella en su entrenamiento matutino. Andando en su bicicleta sobre el lado derecho del carril, un muy arriesgado al volante le pasó rozándolo. Su codo y mano izquierda sintieron la cercanía del riesgo convirtiéndose en peligro para su vida entera.

Sufrió solo una caída sobre el margen de la cual se repuso inmediatamente. Pero lo más lamentable del caso es que a escasos 200 metros, el carro que casi lo atropella estaba estacionado. El conductor muy cómodamente estaba ¡comprando un periódico! Quería ser el primero, por encima del bienestar y seguridad del ciclista.

Cuando Alessandro De Marchi le recriminó los hechos, en conjunto con otro automovilista, el aludido respondió. Acusó a De Marchi como exagerado con la simple expresión: ¡ni te toqué, vete a la m..!

¿Qué pasara con la conciencia de los ciudadanos?

Y no es solo eso, parece ser que las medidas de seguridad en Italia con respecto a los ciclistas no son muy profundas. El ciclista manifiesta que fue la enésima vez que casi es atropellado. Parece que en la península itálica las normas de seguridad vial en función de cuidar a ciclistas son escasas. Es decir, no hay prevención.

En muchos países se hace hincapié a los conductores que el manejo defensivo es vital en carretera. Son muchos que utilizan este medio de transporte para nada contaminante. Y ya este año ha sido testigo de accidentes en la misma Italia.

Una señora de 35 años perdió la vida en Roma por un chofer agresivo, yendo de su casa al trabajo. Asimismo, el campeón del giro de Italia 2011 Michele Scarponi perdió la vida por un camión. Y hay un clamor general: pésimas normas de seguridad entre ciclistas y conductores, además de poco sentido común. Es importante que nunca se salga a entrenar sin casco, no se sabe cuando ocurrirán estos accidentes.

Descarga completa de ira por parte de Alessandro De Marchi

Una vez que ha llegado a la casa, Alessandro De Marchi estalló en ira por las redes de tecnología. Hay que imaginar la frustración de un competidor que crea una afición. Un entrenamiento en vías públicas sufre del descuido de sus ciudadanos y mayor aun, de las autoridades.

Se sabe que los ciclistas élites son prudentes y además de eso, deben serlo en todo sentido. Pero producto de la frustración, Alessandro De Marchi quien casi protagoniza una tragedia, se dio la tarea de descargar.

Dentro de su descarga pudo nombrar el lugar del suceso, la cuesta del “tonino dos”. Asimismo, se pudo conocer hasta la marca del auto, un Audi A6 color gris metálico. Y la arremetida contra el conductor fue contundente, algo que no se espera de alguien como De Marchi. Parece que la olla de presión está en su punto límite.

View this post on Instagram

Sono stufo, letteralmente stufo e con i nervi a fior di pelle. Ho ancora male alla gola dal troppo urlare e inveire contro l’ennesimo automobilista durante l’ennesimo “quasi incidente” in cui sono stato coinvolto oggi. Non ce la faccio più. Mattina di oggi, domenica 17 novembre, qualche minuto alle 10. Parto da casa come ogni giorno e mi dirigo verso il centro di Buja, salendo verso la salita di “tonino 2” come è conosciuta qui. Salgo piano, sulla dx , senza intralciare. Circa a metà di questa percepisco prima il rumore di un auto e poi la sensazione di “sfioro” sul mio gomito e mano sx. L’auto, una grossa audi, mi passa, al triplo della mia velocità, sfiorandomi per una questione di cm, ripeto CENTIMETRI. Mi sbilancio, finisco sul marciapiede basso che segue la salita e con tutta la mia voce inveisco contro l’automobilista. Lo stesso viene fatto dall’auto che lo segue, una piccola jeep blu, che, avendo visto tutta la scena, a forza di clacson lo fa accostare . Da lontano vedo che l’automobilista della jeep discute con l’altro. Arrivo sul posto che l’audi è ancora ferma, gli grido che ha rischiato di ammazzarmi e mi viene risposto : “ Non ti ho mica toccato, vai a cagare !!!” Allibito non faccio in tempo nemmeno a replicare, che questo riparte sgommando. Riparte sgommando per fermarsi 200m dopo di fronte ad un’edicola! Arrivo giusto per fare la foto a targa, auto e guidatore (mentre scende per andare all’edicola ) e sentirmi ancora maledire dal soggetto. Caro automobilista ignorante, riguarda bene la mia faccia qui sotto nella foto, riguarda la faccia di quello che stavi quasi per ammazzare stamattina . Perché si, caro automobilista ignorante, il “toccarmi” di cui parlavi, nella migliore delle ipotesi mi avrebbe mandato dritto all’ospedale o su una carrozzina, nella peggiore dritto in una bara! Caro automobilista ignorante, oggi, con la tua bella Audi A6 grigia metallizzata, mi hai quasi ammazzato … per arrivare prima all’edicola! Caro automobilista ignorante ti odio con tutto me stesso e spero che tu legga queste righe o che qualcuno ricordando la tua auto pensi a te e te le faccia vedere.

A post shared by Alessandro De Marchi (@alessandro_demarchi) on

Sentido común de parte y parte

Es necesario hacer un llamado de atención a cada parte para que coloque parte en la resolución. De parte de los conductores, con ventaja, debe haber un respeto por los ciclistas con menos para enfrentar. En el caso de Alessandro De Marchi no basto la boca y los insultos para poder descargar su ira y frustración.

Se está claro que el odio nunca ha conducido a nada bueno. Y Alessandro De Marchi causó el sensacionalismo por ese mismo odio hacia el chofer extremista. Saltando el odio, pues las leyes divinas nos dicen que debemos vencer el mal con el bien, hay una reflexión.

El ciclista afirma: ¡puedes dañar a alguien con tu vehículo! Y más allá: no solo puede matar a un ciclista, ¡te estarás llevando un esposo (a), padre, madre, hermano, hijo! Que fuerte es pensar en esto. No es solo la función de lo que se está realizando, sino la naturaleza del ser. 

Agradecimiento de Alessandro De Marchi al Jeep Azul

Hay que destacar que Alessandro De Marchi también agradeció el esfuerzo y valentía del otro automóvil. No solo lo alcanzó y frenó, sino que también lo descargó llamándolo a la reflexión. Un caballero para sus semejantes en medio de tanto salvajismo al volante. No es manejar mejor, es cumplir la reglamentación.

Todo esto pasa para llamar más y más la atención de las autoridades ante una sociedad asediada de accidentes. Veremos si este incidente puede llamar más la atención a tomar medidas drásticas. Gracias a Dios solo fue un susto.