Saltar al contenido
Ofertas de Ciclismo

Ayuno intermitente. ¿Ya lo habías escuchado?

3 octubre, 2019

He estado en ayunas intermitente por más de un año.

Omito el desayuno cada día y como dos comidas, la primera alrededor de la 12 pm y la segunda alrededor de las 7pm. Luego, ayuno durante 16 horas hasta que comienzo a comer nuevamente al día siguiente a la 12 pm.

Sorprendentemente, desde que comencé a ayunar de forma intermitente, aumenté la masa muscular, disminuí la grasa corporal (bajé un 6% de 20% a 14%), aumenté la explosividad, y disminuyó la cantidad de tiempo que pasé entrenando para perder peso por semana.

En otras palabras, soy más fuerte, más delgado y más explosivo, aunque voy dedico menos tiempo a entrenamientos para perder grasa y como menos. ¿Cómo es esto posible?

La dieta de ayuno intermitente 16: 8 limita comer a 8 horas al día y requiere ayuno durante las 16 horas restantes. Aunque 16 horas parece mucho tiempo, esto incluye el tiempo dedicado a dormir. La teoría es despertar y hacer ejercicio en un estado de ayuno, lo que obliga a su cuerpo a utilizar las reservas de grasa para obtener energía. 

Te podría interesar: Los intervalos de ciclismo que aumentan la velocidad

Funciona para ciclistas

La respuesta es simple y sencilla y lo mismo que le digo a todos mis clientes. Cada dieta y plan de entrenamiento se basa en base a tus objetivos a corto, mediano y largo plazo. Es por ello que la información aquí queda a consideración de cada uno. Lo que es cierto es que en verdad funciona y ayudara a mejorar el rendimiento hasta cierto punto.

A partir de ese punto habrá que cambiar dieta y re-estructurar el plan de entrenamiento, ya que también hay que enseñar al músculo a utilizar las grasas como combustible y no alimentarse únicamente del glucogéno.

Debe consumir comidas razonables durante sus 8 horas de comer. Mientras ayuna, debe beber agua, y algunos optan por incluir té, café o BCAA sin azúcar en la mañana antes del ejercicio.

Te recomendamos leer: Aprende a quemar más grasas mientras entrenas.

¿Qué es el ayuno intermitente?

El ayuno intermitente no es una dieta, es un patrón de alimentación. Es una forma de programar sus comidas para que pueda aprovecharlas al máximo. El ayuno intermitente no cambia lo que comes, cambia cuando comes.

¿Por qué vale la pena cambiar los horarios de comida?

Bueno, más notablemente, es una excelente manera de adelgazar sin tener que seguir una dieta loca o reducir sus calorías a la nada. De hecho, la mayoría de las veces tratará de mantener sus calorías iguales al comenzar el ayuno intermitente. (La mayoría de las personas consumen comidas más grandes durante un período de tiempo más corto). Además, el ayuno intermitente es una buena manera de mantener la masa muscular mientras se adelgaza.

Con todo lo dicho, la razón principal por la que las personas intentan el ayuno intermitente es perder grasa. Hablaremos de cómo el ayuno intermitente conduce a la pérdida de grasa en un momento.

Quizás lo más importante es que el ayuno intermitente es una de las estrategias más sencillas que tenemos para eliminar el mal peso y mantenerlo bien porque requiere muy poco cambio de comportamiento. Esto es algo muy bueno porque significa que el ayuno intermitente cae en la categoría de “lo suficientemente simple para que realmente lo hagas, pero lo suficientemente significativo como para que realmente haga una diferencia”.

Si en tu lista de año nuevo está perder unos cuántos kilos que ganaste en las fiestas de Diciembre entonces deberías de probar el ayuno intermitente, seguramente escalarás mejor o tu sprint será más explosivo.

¿Cuáles son los beneficios del ayuno intermitente?

El ayuno intermitente es un tema popular en la investigación y se han realizado algunos estudios en animales que muestran impactos beneficiosos sobre los factores de riesgo cardio-metabólicos (como la presión arterial, el colesterol y la resistencia a la insulina) y la pérdida de peso.  Algunos estudios muestran un mayor beneficio del ayuno intermitente que de una dieta de estilo de restricción calórica continua. 

Los modelos experimentales adicionales predicen los impactos positivos potenciales del ayuno intermitente para extenderse a los trastornos relacionados con la edad como el cáncer y la enfermedad de Alzheimer, aunque se necesita más investigación en estas áreas.

¿Ya sabías del dopaje en el ciclismo? Una verdad a medias

Se han realizado estudios que muestran que el rendimiento no se ve afectado en estado de ayuno, y algunas personas que hacen dietas en ayunas intermitentes afirman que tienen aún más energía y claridad mental cuando siguen una dieta estilo 16: 8.5 Hay menos esfuerzo mental y estrés dedicado a la planificación y preparación de comidas.

Seguir una dieta de 16: 8 a veces se conoce como “ganancias magras”, basándose en la teoría de quemar grasas y calorías mientras se trabaja en un estado de ayuno.  Se ha demostrado que el ayuno intermitente es eficaz para limitar la ingesta de calorías a fin de reducir la grasa y al mismo tiempo mantener el rendimiento y el tejido muscular.