Saltar al contenido
Ofertas de Ciclismo

Bontrager Flare RT, luz de calidad en la parte trasera de tu bicicleta

diciembre 5, 2018

Siempre es muy importante contar con una luz en la parte trasera de la bicicleta, sobre todo en la época de invierno, donde la visibilidad en los caminos disminuye. Por eso presentamos la mejorada luz trasera de Bontrager la Flare RT.

¿Por qué son importantes las luces traseras en la bicicleta?

Contar con unas luces de elevada potencia en la parte trasera de la bici es crucial puesto que permite que la visibilidad aumente, disminuyendo el riesgo de accidentes en las carreteras. Es muy común ver luces traseras en las bicis durante el día, una señal de advertencia que popularizaron muchas marcas, entre ellas Bontrager. En este caso no se han conformado solo con un diseño para el día, sino que han decidido mejorarlo y ofrecer una mayor potencia en distintos apartados.

El nuevo modelo de Bontrager consiste en un equipo más compacto. Los fabricantes han disminuido el ancho y en especial la altura del diseño en relación con el modelo original, ofreciendo un modelo con aspecto de un cubo pequeño, bastante ligero, con un 33% menos de peso, pero con una potencia mucho mayor.

Según los datos ofrecidos por la marca han aumentado a un 30% la potencia, lo que puede llegar a los 90 lúmenes, además cuenta con una batería que puede durar un 20% más que el modelo original. Pesa sólo 33 gramos incluyendo el soporte.

Características de Bontrager Flare RT

Destaca respecto al modelo anterior por la conectividad a ciclo computadores y a dispositivos de compatibilidad, con la finalidad de permitir un control a distancia de la luz en sus diferentes modos, entre los que se presentan dos luces intermitentes un modo fijo. Además se puede controlar el nivel de la batería.

Una de las mayores novedades de esta pequeña luz trasera es que viene equipada con un sensor que es capaz de detectar si es de noche o si el ciclista entra a un túnel o lugar muy oscuro, en tal caso la luz disminuye su potencia led, de manera que el resto de los usuarios no sean afectados por la intensidad. Su control automático dependiendo de la intensidad de la luz es notable y sorpréndete para un modelo tan compacto.

Para ajustarla en la tija del sillín sigue contando con un práctico y muy sólido anclaje, mientras que continúa con una recarga que se realiza por medio de un puerto USB, mejorando de manera significativa la estanqueidad, lo que evita muchos inconvenientes en los días de lluvia.

El coste se mantiene con relación al modelo anterior y se disminuye para la RT. Sin embargo puede echarse de menos el clip de metal que servía para el anclaje de la luz a los bolsillos o a las bolsas de las herramientas, que la predecesora del modelo si incluía, y que ahora se puede adquirir pero por separado.

La Flare Rt es bastante accesible, con un coste de tan solo 59,99 euros, incluye un cable USB y el soporte para la tija del sillín. Es un de las mejores opciones para mantenerse visible en los entrenamientos y rutas, pudiendo estar más seguros y pedalear tranquilos.

Luces que se traducen en seguridad

Todo ciclista debe saber que como una norma, debe tener su bici equipada con una luz en la parte de adelante de color amarillo o blanco, mientras que en la parte de atrás la luz debe ser de color rojo. Es de gran importancia seguir las normas, ya que si un coche o un ciclista ve la luz blanca sabrá que la bicicleta conduce de frente, mientras que si ve la luz roja sabrá que va avanzando de espaldas a él, con esto se evitan una gran cantidad de accidentes.

Es de gran importancia que todo ciclista cuente con luces traseras y delanteras, a pesar de ser consideradas como un accesorio, las luces deberían formar parte de la bici, ya que son parte fundamental de la seguridad del ciclista y del resto de conductores de la vía.

La visibilidad que ofrecen las luces sobre todo en las horas nocturnas o en los espacios como túneles, en los que se ve disminuida la intensidad de luz y la capacidad de visión, son de gran importancia.

Por ello las luces en las bicicletas suelen ser de uso obligatorio en prácticamente todos los países del mundo, no solo para los profesionales que salen en sus entrenamientos cotidianos, sino para todo ciclista que decida tomar su bici y salir a las calles.

Sobre todo en la época de invierno, donde el frío y la nieve y la neblina hacen que la visión disminuya y que los riesgos a sufrir accidentes aumenta.
No puede decirse que una luz sea más importante que otra, ambas, tanto la delantera como la trasera son de gran importancia.