Saltar al contenido
Ofertas de Ciclismo

Cómo debe ser el entrenamiento ciclista en invierno

28 enero, 2019

Un buen deportista no ve limitaciones por una climatología adversa, a menos que se presenten situaciones extremas. No obstante te acercamos una serie de técnicas para lograr el buen entrenamiento de un ciclista en invierno.

Como es de esperar, cuando llegan épocas del año en las que las condiciones climáticas son más adversas se deben realizar ciertas alternativas para hacer un buen entrenamiento. Y es que aunque los ciclistas profesionales se toman estos días para descansar, pero no dejan a un lado un momento para pedalear un rato y mantener la forma física.

Alternativas de entrenamiento

Las situaciones climatológicas pueden traer pequeñas complicaciones y salir a dar una vuelta en bici sin la debida indumentaria puede terminar en un resfriado que mantendría al deportista en cama durante unos días evitando que prosiga su entrenamiento y pierda condiciones. Para ello siempre puedes entrenar en casa.

El rodillo

Si se despiertan las ganas de entrenar en estos días una forma es con el rodillo que para muchos es aburrido. Para seguir una sesión más amena puedes hacer sesiones de 30 segundos con cada pierna, luego 30 con las dos, finalizando 30 con la que falta para lograr un pedaleo más completo.

Este ejercicio se debe hacer en series cortas de un minuto haciendo lapsos de descanso hasta que el pulso llegue a su nivel normal o zona cómoda. Para hacer esta rutina más entretenida se puede hacer frente a una serie o con música.

Ejercicios de fuerza

Otra forma de entrenamiento es haciendo sesiones de 20 minutos sobre la bici y tras un minuto de descanso hacer ejercicios de fuerza como gemelos en escalón, femoral, sentadillas, entre otros. Todo ello para después volver a la bici mientras se conversa con la familia o se disfruta ver jugar a los peques de la casa.

En el gimnasio

El ejercicio más común en bici para esta temporada de invierno es en el gimnasio en las máquinas de spinning, en donde existen variedades de actividades individuales o en grupos.

El gimnasio es una opción fundamental, ya que cuenta con diversas opciones para entrenamientos de ciclista, el levantamiento de hierros es una alternativa saludable que ayuda a evitar posibles lesiones durante el año y los ejercicios que se pueden hacer son de vital ayuda para los retos en bici.

En estos casos se recomienda trabajar con poco peso, pero con muchas repeticiones. Especialmente recomendable será si se tiene a la mano máquinas guiadas ya que previenen las lesiones.

Caminar y correr

En época de invierno las horas luz son más cortas, y los días terminan rápido por lo que una buena opción es salir a correr.

Para hacer esta rutina se debe comenzar con distancias cortas, previo estiramiento, y caminatas intercaladas. Una buena sesión se hace por tramos corriendo y otros caminando para no dañar las rodillas ni las articulaciones.

En la piscina

Existe un deporte que además de ser completo, se adecua a cualquiera de las disciplinas deportivas y este es la natación. Es una opción muy recomendable para la espalda. Además es una excelente opción para probar la capacidad pulmonar ante condiciones de altura como en rutas de montaña, por ejemplo.

La natación es una oportunidad para compartir en familia y olvidarse un poco del día a día. Hay que tener presente que después de cada sesión de natación se debe hidratar el cuerpo ya que como se está debajo del agua no se aprecia la sudoración que se produce durante este ejercicio.

Mantenerse en forma

Al final cualquier deporte resulta bueno para salir de la rutina y de la zona de confort, lo importante es que siempre nos mantengamos en forma y activo al organismo.

Es de vital importancia realizar un buen calentamiento previo antes de cualquier actividad física, de esta manera se estarán minimizando los riesgos de sufrir una lesión que perjudique al ciclista.

No se debe dejar a un lado la selección de unas buenas zapatillas, en los días de invierno en que se dificulta salir a dar una vuelta en bici se puede aprovechar para visitar las tiendas de confianza y escoger las zapatillas que mejor se adecuen a las condiciones de cada quien y en lo que llegue el momento volver al pedal.