Saltar al contenido
Ofertas de Ciclismo

Cómo lavar tu bici paso a paso

10 febrero, 2019

La suciedad puede convertirse en un enemigo potencial para tu bici, la puede deteriorar hasta el punto de tener que cambiar sus componentes. Por ello es importante lavarla y mantenerla al día. Pero debes saber que lavar la bici no es solo echar agua y secar, si se va a hacer algo hay que hacerlo bien.

Productos para la limpieza específicos para bicicletas

En el mercado es posible encontrar una gran variedad de productos destinados al cuidado y la limpieza de las bicis, tales como jabones y desengrasantes.

Los cepillos

Muchos fabricantes incluyen en sus catálogos diversos modelos de cepillos indicados para las diferentes partes de la bici.

Manguera

El agua no puede faltar y una manguera siempre es la mejor opción. Te recomendamos que no uses nunca maquinas de lavado con alta presión, como las que se encuentran en las estaciones de servicio. La presión que proporcionan puede ocasionar daños en los rodamientos, y las juntas, acabando en oxidación.

Paños de algodón

El secado es muy importante al momento de culminar con el lavado, si la bici no es secada de manera adecuada puede llegar a oxidarse.

Pasos para el lavado

Seguramente tu bici te habrá costado una buena inversión y deseas al igual que todos los ciclista que se conserve en buen estado. Para ello debes lavarla de forma periódica, pero debes hacer como es, con productos especiales y de la manera correcta. De no hacerlo podrías dañarle o acelerar el proceso de deterioro.

  1. Enjuaga con agua

Con una manguera normal, échale un manguerazo a tu bici, para que la suciedad que se encuentra adherida se empiece a aflojar y abandone el equipo. Como ya mencionamos, no utilices equipos de lavado de alta presión.

2. Aplica desengrasante para bicicleta

Aplicar un desengrasante específico para bicicleta en la cadena. Es mejor no usar desengrasantes caseros, porque su composición química puede ocasionar daños en los componentes. En el mercado existe una gran variedad de este tipo de productos.

Nosotros consideramos que la mejor opción solo los que se presenta en un formato de spray. Aplica una delgada capa y deja que actúe durante unos minutos mientras que te dedicas a la limpieza del cuadro y el resto de los componentes.

3. Limpia el cuadro y el resto de componentes

Con el mismo desengrasante especial para bicicleta y una esponja suave te toca limpiar el cuadro y el resto de los componentes del equipo.

Si usas productos que no son especiales para ello puedes dañar la pintura, las juntas de las gomas y los rodamientos, es mejor invertir que perder un componente. Aplica el producto y deja actuar por unos minutos, para luego pasar la esponja en movimiento circular. Con la manguera debes aplicarle segundo manguerazo del día para eliminar el producto

4. Si todavía está sucio, aplica jabón especial

Si notas restos de suciedad todavía, puedes aplicar jabón especial para bicis más agua de la manguera y con el cepillo que has adquirido en los catálogos procede a limpiar la bici profundamente, restregando con cuidado en la mugre mi adherida. Repetir con el maguerazo para eliminar el jabón y los restos de suciedad y listo.

5. Seca bien la bicicleta

Coge la tija del sillín y retírala de la bici con cuidado, ahora coge la bici y dale la vuelta de manera que la tija quede mirando hacia el suelo. Agita la bici un poco, la idea es que el agua que se haya podido introducir, salga por completo del cuadro y no se acumule, lo que puede ocasionar que se oxide por dentro. Así que tómate tu tiempo y saca toda el agua.

Tras sacar toda la suciedad, llegó el momento de tomar el paño de algodón y secar con mucho cuidado toda la bici. Trata de no utilizar ningún tipo de papel absorbente con contenido de celulosa, ya que los restos quedarán pegados a la bici. Seca la cadena con detenimiento, es sumamente importante que no quede húmeda, al igual que el resto de la bici.

6. Engrasa

Ya con tu bici como nueva, llegó el momento de engrasar. Este es un paso que no puedes dejar pasar, ya que ha retirado toda la grasa vieja y si los eslabones de la cadena no son engrasados su funcionamiento no será el correcto, pudiendo llegar a romperse.

7. Aplica un pulidor especial

Por último, puedes aplicar un pulidor especial para bicicleta, este permitirá que los colores del cuadro que destaquen. Al igual que en el sillín puede aplicar una crema especial para su mantenimiento, recuerda que el sol y las lluvias le pueden deteriorar con el tiempo.