Saltar al contenido
Ofertas de Ciclismo

Cómo mantener los pies calientes si salimos con la bici

22 febrero, 2019

Llega el momento en que se quiere sacar la bici y pasear con ella. Sin embargo a veces las inclemencias del tiempo pueden dificultar tal actividad.

Estas situaciones ocurren mucho durante los meses más fríos, como los de invierno y otoño.

Sin embargo, esto también puede darse incluso en países tropicales en épocas lluviosas, ya que traen vientos desde el norte, haciendo que tanto la lluvia como la brisa sean más frías de lo normal.

Para un ciclista unos pies que se mantienen calientes es su mejor herramienta para mantener su ritmo y su buen funcionamiento sobre la bicicleta.

Tips para mantener los pies calientes

Las bajas temperaturas y unos pies mojados pueden hacer que una simple ruta se convierta en algo atormentador, llegando incluso en casos extremos a principios de hipotermia.

Es por esta razón que se debe evitar tener los pies fríos a toda costa si se piensa salir en bici para pasar un rato agradable.

De hecho, si ya se ha tenido una mala experiencia, e incluso si se llega a su destino con los pies entumecidos es porque esa persona ya se ha enfrentado a un principio de congelación. Los síntomas que se presentan en este punto principalmente son la pérdida de sensibilidad en esa área del cuerpo.

Para casos como este, lo más adecuado sería la “descongelación” de los pies, y para lograr este cometido lo que mejor funciona es sumergir los pies en agua templada que no caliente, para así evitar quemaduras en los mismos.

De la misma manera, es poco recomendable el masajeo de los pies, así como tampoco la aplicación de fuentes de calor seco, o lo que es lo mismo, el acercamiento de los pies a una estufa u hoguera.

En este punto es normal experimentar sensaciones desagradables como picor o dolor de los pies. Esto es normal en dicho proceso y un buen indicio de que la sensibilidad y la temperatura de nuestros pies se están normalizando.

Para evitar que nuestros pies se enfríen en exceso es recomendable seguir estos consejos o recomendaciones.

La teoría de las capas

La piel del cuerpo humano posee varias capas protectoras que sirven para mantener caliente la parte interna de nuestro cuerpo. En concreto,la epidermis, dermis e hipodermis o tejido subcutáneo.

Al igual que nuestra piel tiene varias capas, no estaría de más protegerla con más capas de ropa.. Esto se debe a que de la misma manera que en el resto del cuerpo, es muy eficaz el uso de varias capas de ropa para el aislamiento del frío.

  • Lo más esencial es el uso de zapatillas de invierno.
  • Cuando se acerca una lluvia, lo mejor que se puede hacer es recurrir a un cubrezapatillas impermeable.
  • No apretar en demasía las zapatillas, de esta manera no se obstaculiza la circulación de la sangre a través de los pies. A pesar de la creencia común, el apretar las zapatillas no hace que el frío no entre, más bien cohíbe a la sangre para que circule correctamente a los pies y estos se mantengan cálidos.
  • En el mercado actual existen zapatillas capaces de mantener los pies calientes durante un período de 2 a 3 horas. Pero estos tienen un inconveniente, ya que contienen una batería y esto puede resultar un tanto incómodo.

Estos son los pasos que se deben seguir para mantener los pies calientes o a uno temperatura normal aun en temporadas frías. Siguiendo estos pasos se puede evitar la mala experiencia de estar cercano a la congelación.

Última actualización: 23 mayo, 2019 1:33 am