Saltar al contenido
Ofertas de Ciclismo

Foco Knog PWR Mountain, con 2000 lúmenes de intensidad y dos horas de autonomía

15 enero, 2019

Al finalizar el 2017, la marca Knog mostró en sociedad la novedosa colección de sus dispositivos  de iluminación modular PWR, una gama muy variada de luces y de baterías con compatibilidad entre sí, de manera que el usuario pueda decidir el nivel de potencia y de la autonomía que requieren sin poner límites a la elección de un modelo específico.

El nuevo modelo incorporado en esta gama de luces de tipo modular es el nuevo Knog PWR Mountain que consiste en un pequeño pero muy potente foco de tipo  frontal con 2000 lúmenes que proporciona dos horas completas de autonomía a un rendimiento pleno. Esto se debe a que dicho foco cuenta con una batería de 10000 mAh.

El foco Knog PWR Mountain es un foco con un diseño perfecto para cubrir las diferentes necesidades de los ciclistas de montaña.

Se presenta con un diseño robusto que destaca por su cuerpo realizado en aluminio mecanizado CNC equipado con 6 pequeñas bombillas de tipo LED con un alto nivel de brillo, que trabaja con una potencia de 2000 lúmenes.

Cuenta además con una lente especialmente diseñada para brindar un haz de forma elíptica que amplifica la iluminación y el brillo proporcionado por el foco.

Este pequeño diseño modular se acompaña de una potente batería de 10000 mAh recargable, que por medio de un cable USB puede llevarse a cualquier lugar.

Además cuenta con un sistema de luces LED integradas que permiten que el usuario controle el nivel de carga.  También destaca el sistema de sujeción con el que cuenta este foco que es compatible con los manillares de las bicis y con los cascos del ciclista.

El diseño modular del foco PWR Mountain de Knog

En relación con las especificaciones técnicas,  el PWR Mountain de Knog posee un peso revelado de 355 gramos para todo el conjunto de batería y foco que garantiza una autonomía de 2 horas a una potencia máxima o hasta lograr las 300 horas en el modo de eco flash.

El foco presenta seis tipos de funcionamiento que  el usuario puede configurar a su gusto, por medio de una aplicación.

Un faro modular permite una iluminación adecuada en cualquier vía, por lo que el PWR Mountain de Knog es el producto que todo ciclista necesita para iluminar sus rutas. Se trata del faro mayor potencia de toda la gama, siendo perfecto para espacios en completa oscuridad.

Es un faro pequeño y ligero gracias a sus 374 gramos resulta muy fácil de llevar sujeto siempre del manillar. Su cuerpo tiene características impermeables, por lo que no se debe preocupar si el clima cambia a mitad del recorrido. Además los niveles de brillo se pueden ajustar, si se vuelve oscuro de repente.

Este pequeño faro no solo brinda una completa iluminación sino que su batería también puede ser usada como cargador en casos de emergencia.

Solo hace falta desenroscar la óptica para poder conectar los dispositivos que se deseen cargar, siendo compatible con móviles, relojes, GPS, cámaras, entre otros. No solo se trata de una linterna, sino que puede convertirse en la herramienta perfecta para los ciclistas.

Es fácil de utilizar, muy accesible, práctico y cómodo. Además la iluminación que ofrece es completa y duradera.

Se encuentra disponible en los diferentes puntos de venta  y tiendas de ciclismo especializadas, con un precio de venta de 199,  99 euros.

Sin duda la marca Knog, ha logrado los resultados esperados con esta novedosa gama de dispositivos de iluminación para ciclistas.  Diseños perfectos que encajan con cualquier bicicleta.

Ventajas del Foco Knog PWR Mountain

La iluminación es fundamental para los ciclistas, tanto para su seguridad como para el resto de los usuarios que transitan en las vías. Por ello es que los faros de iluminación son un complemento perfecto y completamente necesario para equipar la bicicleta.

Lo mejor de todo es que es recargable a través de un USB que permite hacer cargas en todos los lugares, de manera que el usuario nunca se quede sin iluminación.