Saltar al contenido
Ofertas de Ciclismo

La mejor zapatilla Mizuno para hacer running

noviembre 14, 2018

Los pies son el soporte más importante para cualquier corredor, pues son la base fundamental para llevar a cabo los movimientos propios del running. Por tal razón, es indispensable garantizar su bienestar a través del uso de calzado adecuado que proporcione el dinamismo y amortiguación necesarios para lograr el rendimiento deseado.

Entre las mejores zapatillas running que se encuentran en el mercado están las Mizuno, las cuales son diseñadas con tecnologías que garantizan un buen soporte, comodidad y agilidad a todos los corredores en las diferentes formas de practicar esta disciplina.

Mizuno se caracteriza actualmente por proporcionar ligereza y flexibilidad durante el rendimiento del running, amortiguación y comodidad mientras entrenas y protección y resistencia en el trail running, por lo que representan una de las opciones favoritas para los deportistas corredores.

Criterios a tomar en cuenta al elegir las zapatillas running

No todas las personas corren de la misma forma y de manera adecuada, por ello, es necesario tomar en cuenta diversos aspectos antes de elegir las mejores zapatillas running para tu entrenamiento o competición. Entre las que más destacan son:

Tu peso corporal: Si tu peso es de 65 kilogramos debes usar unas zapatillas que te proporcionen ligeras y con poca amortiguación. Si pesas 80 kilogramos o más tu calzado requiere más acolchamiento, por lo que necesitas una entrezuela más dura y resistente.

Superficie: De la superficie en la que correrás dependerá el tipo de calzado a utilizar, pues lo más adecuado es que tu zapatilla se adapte al terreno donde haces tus prácticas. Si corres en carretera debes buscar buena amortiguación, mientras que si transitas caminos naturales debes utilizar calzado que te garantice protección y que posea tacos para superar los obstáculos naturales.

Clima: Si correrás en clima lluvioso sobre cemento o asfalto lo más adecuado es buscar zapatillas con buen agarre, mientras que en climas más cálidos puedes usar calzado más suave.

Finalidad: Uno de los aspectos más importantes en el momento de decidir comprar zapatillas running es el objetivo, es decir, si las usarás para entrenar o para competir. Para lo primero debes usar calzado liviano que pese entre 300 o 400 gramos, los cuales son ideales para usar en carreteras y caminos, mientras que los de competición deben ser aún más ligeros (entre 150 y 280 gramos).

Ritmo: Es importante tomar en cuenta el ritmo que llevarás al momento de correr, pues algunas zapatillas están diseñadas para rodar a una velocidad entre 3,45/km hasta 5,30/km. En ese sentido debes elegir la amortiguación y el peso adecuado de las zapatillas. Si llevas un ritmo lento usa calzado flexible, mientras que si llevas un ritmo más rápido requieres mejor amortiguación.

Arco del pie: Es importante que identifiques el tipo de arco que tienes en el pie. Si tienes pie plano utiliza zapatillas con arco poco pronunciado; mientras que si tienes más grande el arco debes usar calzado con arco bastante pronunciado. De esa forma, tendrás una pisada más segura y cómoda.

Tu talla: Es necesario que adquieras un calzado de talla perfecta para practicar el running. Debes comprar unas zapatillas que tengan un espacio considerable entre el dedo más largo y la punta del zapato (un centímetro aproximadamente), en vista que luego de unos 30 minutos de entrenamiento el pie comienza a hincharse. Si eliges un calzado que te quede justo correrás el riesgo de sufrir ampollas y rozaduras que pueden provocar lesiones.

Anchura del pie: Para obtener una mayor comodidad al correr debes elegir unas zapatillas que tengan la medida del ancho de tu pie. Por lo general las mujeres son B y los hombres D; sin embargo, algunas personas suelen tener una longitud mayor o menor. Para ellos existen: Anchos: hombres 4E y mujeres 2E; Estrechos: Hombres B y 2E y mujeres D.

Tu pisada: Es importante identificar de qué forma llevas a cabo tus pisadas, pues de ello depende que requieras o no el uso de determinadas plantillas que te proporcionen la comodidad y flexibilidad necesaria para lograr el rendimiento deseado durante el entrenamiento y las competencias. Es bueno que visites a un especialista para identificar cuál es el tipo de pisada que posees. También puedes consultarlo con tu entrenador, quien probablemente te guíe mejor al respecto.

La mejor zapatilla Mizuno running

Wave Horizon 2.

Se trata de una zapatilla diseñada para corredores de más de 65 kilogramos de peso que requieran control de pronación y comodidad. Posee una plataforma doble, la cual tiene forma de L invertida en el centro del pie que proporciona mayor amortiguación al deportista.

Cuenta con una mediasuela elaborada con materiales: en la parte inferior tiene U4icX que proporciona amortiguación y estabilidad, mientras que en la superior tiene U4ic que brindan más suavidad en la pisada. Está elaborada con tres tipos distintos de tejidos, los cuales brindan buena transpirabilidad y sujeción al pie.

Waveknit S1.

Es una zapatilla para running elaborada con técnicas de última generación, por medio del uso de tecnología adecuada para proporcionar un mejor dinamismo y movimiento natural a las deportistas que tengan un peso corporal de unos 65 kilogramos. Es idónea para corredoras con un tipo de pisada neutra. Posee un corte superior con tejidos de punto que proporcionan mayor comodidad gracias a la sujeción, elasticidad y transpirabilidad que posee.

Wave Rider GTX.

Se trata de una zapatilla running que posee una mediazuela compuesta por la combinación de U4ic y U4icX en el área del talón, proporcionando una fluidez y suavidad excelente en cada pisada. Está diseñada para corredores neutros con un peso que oscila entre los 70 y 80 kilogramos. Cuenta con un corte superior en Gore-Tex, el cual protege el pie durante la lluvia y el viento.

Posee una plataforma que posee una forma cóncava y convexa para proporcionar mayor comodidad, amortiguación y capacidad de reacción. Además cuenta con una mediazuela U4ic que suaviza la pisada.

Si te decides a comprar unas zapatillas para running te recomendamos hacerlo en horas de la tarde, cuando los pies estén un poco hinchados, con el fin de que elijas la talla más adecuada a la naturaleza de tus pies