Saltar al contenido
Ofertas de Ciclismo

Como prevenir lesiones con la liberación Miofascial

7 agosto, 2019
liberación miofascial

La liberación miofascial con más de 3 décadas siendo aplicada, permite atender puntos invisibles para cualquier entrenamiento. Combina técnicas de estiramiento con movimientos sobre equipos que permiten liberar tensiones. Su mayor punto de atención es la fascia muscular, con lo cual se recupera movilidad corporal.

liberación miofascial

¿Qué es la liberación miofascial?

Se puede utilizar la definición liberación miofascial general como sigue. Es una técnica de masaje fisioterapéutico que ofrece ventajas sobre el sistema muscular y óseo. Con este entrenamiento de masaje frecuente, se previenen lesiones como contracturas o síndromes y se eleva el rendimiento deportivo.

liberación miofascial

El entrenamiento de liberación miofascial puede parecer más a un estiramiento. El masaje permite aplicar presiones y movimientos de una manera sostenida. Con ellos se persigue la liberación de restricciones de movilidad y deslizamientos. Asimismo, la técnica involucra equipos como pelotas o rollos suaves de espuma.

Definición general de la fascia

La técnica de liberación miofascial, como su nombre lo indica, actúa sobre un tejido específico, como es la fascia. El sistema fascial está formado por colágeno, encargado de recubrir los músculos. Este órgano conectivo brinda integridad y unión a los músculos y estructuras del cuerpo. Así, funcionamos como una sola unidad.

Este tejido se puede encontrar entre la epidermis y la musculatura o en el interior de los músculos. Asimismo, separa estructuras como músculos, articulaciones y huesos. Su forma es parecida a la tela de araña, con una densidad amplia. Su forma es continua a lo largo del cuerpo y recubre desde el interior hacia el exterior.

Puntos gatillo

Uno de los usos de la liberación miofascial es la prevención de dolencias en dichas zonas. Este dolor es conocido como síndrome de dolor miofascial, que es la alteración en longitud y tono del músculo. El origen de este síndrome viene de unos puntos llamados puntos gatillo.

Los puntos gatillo miofasciales son zonas que se encuentran principalmente tensionadas o rígidas por una deficiente contracción muscular. Y debido a lo anterior, se puede decir que es la génesis del dolor profundo. De tipo puntual, luego la molestia se disemina a las zonas cercanas.

De no ser tratados debidamente, con el tiempo, estos puntos pueden influir en la postura. Asimismo, con una modificación en la postura corporal, puede llegar a afectar otras partes.

Prácticas e instrumentos para aplicar liberación miofascial

Una persona está compuesta por más de 600 músculos. La función central de la musculatura es producir movimiento a través de su contracción y dilatación o relajación. La estructura de éstos está formado por masa muscular, ligamentos, tendones y la fascia, que brinda conectividad.

Si algo en este sistema no funciona de manera perfecta, hará que las otras partes se presionen. Esta sobrecarga de función causara un aumento de fatiga, movimientos erróneos, lesiones y dolores consecuentes.

Por ello, se brindará un resumen de las prácticas donde se puede aplicar las técnicas de liberación miofascial. Este masaje, tipo estiramiento, tiene el beneficio de poder practicarse en casa. De igual modo, es fácil de aplicar pues los equipos solo requieren del peso corporal para ejercer el efecto deseado.

Liberación con rodillo de espuma

La liberación miofascial con rodillo es una de las técnicas más ejecutada por los deportistas. Permite aplicarse en varias zonas del cuerpo para liberar tensión de los puntos gatillo.

Ejercicio de la fascia de la espalda y lumbar

En el caso de Liberación miofascial espalda es una técnica no invasiva que permite mejorar y controlar el dolor. Asimismo, brinda una relajación de la zona afectada. Es recomendable para la zona alta de la escápula, ya que esta protege la espina vertebral.

Un entrenamiento de estiramiento de la espalda, puede involucra un foam roller que cubra toda la espalda. La posición sobre el cilindro desde la cabeza hasta la cadera es muy recomendada. Además, brazos perpendiculares en forma de cruz con palmas hacia arriba. Se debe estar relajado 3 o 4 minutos con respiración lenta.

Esta ejercitación incluye también la liberación miofascial lumbar. La zona baja de la espalda es más delicada que la superior. Si hay una posición poco natural con rodillo, puede desencadenar más molestia de la que existe. Sobre la zona lumbar no se recomienda la aplicación del rodillo de manera transversal.

Ejercicio de diafragma

La liberación miofascial del diafragma permite agilizar los músculos involucrados en la ventilación. La función principal de este órgano es vital para el intercambio de gases a los pulmones. Es una parte que se encuentra entre la espina dorsal y el esternón y costillas. Y es un músculo que funciona durante toda la vida.

Por ello, una sesión privada de liberación miofascial con rodillo puede ser como sigue. Coloca el rodillo sobre una superficie lisa como una pared, con el pecho frente al mismo. Realiza movimientos suaves a un lado y otro. Es importante mantener un buen ritmo de respiración, y la sesión, no más de 3 minutos.

Ejercicios con pelota de liberación

La pelota tiene las mismas funciones del rodillo de espuma pero de una manera más localizada. Sus tamaños pueden variar. Y facilita el masaje de una manera circular.

La liberación miofascial con pelota puede hacerse prácticamente sobre todo el cuerpo. Las regiones bajas, como glúteos y gemelos son las más especiales. Los movimientos pueden ser lineales o circulares

También, para aplicar en la liberación miofascial hombro pues se puede aplicar uno a la vez. Esto se debe a que puede haber mayor intensidad de molestia más en uno que en otro. Con ello, se tonifica la fascia desde sus puntos gatillos exteriores.

Beneficios de la técnica miofascial

Los beneficios  de la liberación miofascial son amplios. No solo para el deporte sino también para la vida diaria. Inicialmente permite equilibrar la amplitud de movimientos al estirar la fascia. Minimiza dolores desde el fondo muscular, además de las tensiones.

Permite correcciones de los desequilibrios a nivel muscular, con lo que mejora las posturas. Esto lo logra manteniendo la longitud funcional de la masa muscular. Asimismo, disminuye la fatiga y tensión en las articulaciones, que conectan músculos y huesos.

Para el ciclista, beneficia grandemente al prevenir las lesiones provocadas por los movimientos repetitivos. Asimismo, mejora la postura que se debe tomar sobre la bicicleta. Por último, mejora el riego sanguíneo oxigenando el tejido muscular en las diferentes zonas.

Consideraciones finales

La liberación miofascial permite disminuir el tono del músculo, en aquellas regiones que están sobrecargadas. Esta técnica no es conveniente aplicarla sobre aquellas regiones que no presentan fatiga o se encuentran débiles.

Los efectos fisiológicos de la liberación miofascial que pueden derivar de esta técnica, dependen de su buena aplicación. Además, el tiempo que se aplique depende de cada persona, el estado del tejido y el momento de ejercitación. Lo recomendable es un minuto por músculo o grupo muscular.