Saltar al contenido
Ofertas de Ciclismo

Por qué se está imponiendo el monoplato en el ciclismo de montaña

monoplato

Las transmisiones monoplato son cada vez más habituales en el ciclismo de montaña. Muchas veces son las propias marcas las que crean tendencias con determinados productos. Sin embargo, si esos productos no son lo suficientemente atractivos para los consumidores no tendrán éxito.

Para muchos el monoplato era una cuestión simple de moda, pero son ya muchos los que han sucumbido a este sistema de transmisión. Cuando Sram lanzó su primera transmisión de un sólo plato al mercado era un producto bastante exclusivo, pero con el éxito que tuvo, tanto Sram como otras marcas como Shimano comenzaron a lanzar al mercado nuevas transmisiones de este tipo con precios mucho más asequibles.

Actualmente tenemos una gama de productos dedicados a este tipo de transmisiones muy interesante, lo cual hace que se puedan adaptar a todos los bolsillos. monoplato

Ventajas de las transmisiones monoplato

En cualquier sistema mecánico cuantas menos piezas haya menos probabilidades hay de sufrir una avería. La simplicidad mecánica que aportan estas transmisiones son por lo tanto una ventaja muy importante. En una transmisión monoplato estamos eliminando uno o dos platos, el desviador, un pulsador, y los cables y camisas correspondientes. Así pues, menos probabilidades de que algo se averíe.

Al llevar menos piezas también se consigue un importante ahorro de peso en la bicicleta. Al llevar sólo un plato, carecer de desviador, pulsador, cables y camisas podemos ahorrar hasta 500 gramos en el conjunto.

La facilidad de uso para el ciclista también es una ventaja importante. En las transmisiones de dos o tres platos el ciclista tiene que decidir según la dureza del terreno y su condición física qué plato llevar. Con las transmisiones de un sólo plato solamente hay que preocuparse de cambiar los piñones, así pues el ciclista tendrá menos complicaciones a la hora de decidir que desarrollo llevar. monoplato

Tampoco duplicidades en los desarrollos. Al llevar solamente un plato y 11 o 12 piñones no hay ningún desarrollo que esté solapado. En las transmisiones de varios platos se solapan los desarrollos, ya que llevar plato grande y piñones grandes al final equivale a llevar plato pequeño con piñones pequeños.

Gracias a los cassettes específicos para una transmisión monoplato, el rango de desarrollos es suficiente para circular por cualquier terreno. Podemos encontrar cassettes con un piñón grande de hasta 50 dientes, lo cual permite subir casi por cualquier sitio. Lo único que habrá que tener muy en cuenta el tamaño del plato. Esta decisión dependerá del estado físico del ciclista y del terreno por donde se mueva. Lo habitual es tener un plato de 30, 32 o 34 dientes, según cada situación.

Y otra ventaja es el precio. Al haber más competencia y más oferta en el mercado podemos obtener una transmisión monoplato a precios muy razonables.