Categorias: Noticias

Nuevas tecnologías en el ciclismo que lo revolucionarán este 2020

Las nuevas tecnologías en el ciclismo aparecen cada día sorprendiéndonos con más y más innovación. El futuro del ciclismo lo tenemos a las puertas con las próximas novedades, te invitamos a conocerlas y ver en lo que están trabajando las empresas para pasar a la nueva era del deporte en bicicletas. Te sorprenderás…

5 nuevas tecnologías en el ciclismo para optimizar tu entrenamiento

Tiempo atrás las nuevas tecnologías se enfocaban en hacer lucir las bicis más glamurosas o diseñar asientos más cómodos. Pero esto en sí mismo no es algo complicado para la ingeniería ni la ciencia. No obstante las nuevas tecnologías en el ciclismo de 2020 te harán volar la mente, pues está enfocada al 100% en mejorar los entrenamientos en bicicleta.

Entre lo nuevo que viene para este año están dispositivos para medir la temperatura o para optimizar la técnica de pedaleo y el desempeño. En otras palabras: todo lo que el ciclista de hoy necesita controlar para sacar el máximo partido al entrenamiento.

1.- Ropa que mide tus niveles de hidratación

La hidratación en el ciclismo es uno de los pilares del entrenamiento, es un tema tan vital que se han dedicado cientos de estudios para poner de manifiesto su importancia. La hidratación depende de un correcto equilibrio para obtener los mejores resultados al pedalear.

El beber menos de lo correcto causa deshidratación prematura, mientras que el exceso afectará tu rendimiento negativamente. Hasta el momento los ciclistas usan su sentido común y otros valores como las escalas de peso para medir cuánta agua deben consumir. Sin embargo,  las nuevas tecnologías en el ciclismo ahorrarán este trabajo.

Los próximos accesorios e incluso su vestimenta contarán con sensores que monitorizan los niveles de hidratación. Se está trabajando en ropa capaz de efectuar análisis de vectores de impedancia bioeléctrica.

Esta tecnología ya se usaba para estudios de hidratación usando una corriente eléctrica mínima que pasa por la piel del ciclista a través de parches para medir la cantidad de agua retenida en los tejidos. El uso de estos parches es sin duda reciente, pero su uso es tan fácil que pronto se extenderá al público en general.

2.- Pedales inteligentes para optimizar tu técnica

Una incorrecta técnica de pedaleo trae multitud de efectos perjudiciales, más de lo que se cree. Entre los malestares que provoca cuentan cansancio excesivo, calambres, rendimiento mermado entre otros. La buena noticia es que este año ya contamos con pedales inteligentes que ayudan a detectar los errores al pedalear y poder perfeccionar la técnica.

Al colocar sobre un banco estático la bici es posible medir la fuerza total con la que un ciclista realiza su pedaleo. Esto se hace valiéndose de sensores en los pedales que registran la fuerza que se aplica tanto al plato como a la cadena. Al comparar estos datos, la diferencia entre estos dos elementos indica la fuerza que se estaría perdiendo, sacando a la luz posibles errores de postura al pedalear.

Por los momentos estas pruebas solo se pueden llevar a cabo en laboratorios bajo la supervisión de expertos. No obstante, hace poco se comenzó a probar sensores que trabajan con ondas de radio por lo que se puede medir la fuerza del pedaleo, así el ciclista se encuentre a distancia, incluso al aire libre.

3.- Electrodos que minimizan el agotamiento y aumentan la resistencia

Los científicos están desarrollando sistemas que ralentizan la fatiga que sienten muchos ciclistas ante un entrenamiento o competición agotadora.  La investigación tiene más de una década, inicio cuando unos científicos brasileños descubrió que impartiendo  a los ciclistas unos 10 minutos de estimulación eléctrica transcranial usando electrodos, la fatiga decrecía, sintiéndose más enérgicos.

Post relacionados

En la Universidad de Kent, se trató de repetir este estudio con ciclistas en bicicletas estáticas. Descubrieron que estimulando con electrodos y corriente eléctrica moderada los sujetos podían mantener el ritmo de esfuerzo físico por 2 minutos adicionales.

Aunque estas nuevas tecnologías en el ciclismo no se han generalizado aun, no quiere decir que no podamos probarla. Una manera de hacerlo es consumir una taza de café unas 2 horas antes de entrenar. La cafeína está comprobado que reduce la percepción de que estamos agotados favoreciendo la resistencia. Es lo mismo que hacen los electrodos y es muy seguro de paso.

4.- Bicis que monitorizan tus signos vitales

Entre las mejoras que vienen en el futuro cercano no serán tan evidentes, de hecho quizá no se noten a simple vista. Se están diseñando bicicletas que incorporan en su marco aparatos de tamaño muy mínimo que rastrearán los signos vitales del sujeto y los enviarán para ser monitorizados en tiempo real.

Entre los datos que recopilan estas bicis están el ritmo cardiaco, la velocidad, temperatura, humedad, pedaleo, entre otras. ¿Cómo es posible? Imprimiendo en grafeno estos dispositivos, esta variedad del carbono es conductor de la electricidad y no pesa nada, por lo que es perfecto para integrarlo a la bicicleta.

Varias compañías están evaluando la practicidad del grafeno en el ciclismo usando acelerómetros y sensores de fuerza que se incorporan en este material. Los resultados han sido espectaculares, y esto solo es el principio…

5.- Una pastilla que mide la temperatura del cuerpo

La temperatura corporal es un factor de máxima importancia en el deporte del ciclismo y los ciclistas están conscientes de ello. Cuando no hay el suficiente calor corporal los músculos no trabajan con el mismo nivel de energía. De ahí que siempre se realice el debido calentamiento antes de un entrenamiento o competición exigente.

Si bien esto es cierto lo contrario también es válido: el exceso de calor corporal causa fatiga, cansancio muscular prematuro y deshidratación. Para poder monitorizar que el ciclista conserve una temperatura óptima para mantener el rendimiento se han diseñado varios métodos. Sin embargo, ninguno es tan efectivo como el de la píldora-termómetro.

La pastilla termómetro o pastilla inteligente es un invento  francés que no es más que un termómetro insertado dentro de una capsula ingerible. El ciclista ingiere la capsula antes de entrenar y esta medira la temperatura interna desde el abdomen, y enviara vía radio la temperatura a un dispositivo que se instalará en el manillar.

De esta manera tan genial, el ciclista siempre estará consciente de su temperatura, haciendo los ajustes que necesite en función de los resultados que desee. Este es un aparato bastante curioso y útil al mismo tiempo, aunque por su coste está limitado a un uso profesional por ahora.

Las nuevas tecnologías en el ciclismo seguirán incorporando más novedades este año. Pero como hemos visto, los científicos se han enfocado en volcar sus esfuerzos sobre el rendimiento del ciclista, y vaya que lo han logrado…

Esta web usa cookies