Saltar al contenido
Ofertas de Ciclismo

Outlet en bañadores de competición

4 junio, 2018
Las competiciones de natación están regidas bajo ciertas normas y reglamentos siendo disputadas tanto en piscina como en aguas abiertas. Para estas disciplinas se pueden elegir diferentes tipos de bañador, teniendo en cuenta que serán bañadores de competición, pues la oferta es muy amplia.
Índice

     

    La Fina y la reglamentación de bañadores de competición

    En el año 2008, la marca Speedo marcó la historia de la natación en un antes y un después. Cuando presentaron el bañador conocido como el LZR Racer en los cuerpos de Michael Phels, Amanda Beard y Natalie Coughling los records mundiales y olímpicos empezaron a caer uno tras otro.

    Ese año, hasta 100 registros históricos fueron superados en las piscinas. Por ello, la FINA (Federación Internacional de Natación) puso sus ojos sobre las ventajas que otorgaban los bañadores a la hora de competir.

    Tras ordenar un estudio del impacto estas bañadores de competición y conocer sus resultados, la FINA decidió incluir en su normativa su uso. Así, quedaron separados los modelos para uso en competición de piscina y en aguas abiertas.

    Bañadores permitidos para competiciones

    Las normas exigen, entre otras cosas, que los hombres no pueden usar bañadores que cubran más allá del ombligo ni pueden bajar de las rodillas. En las mujeres, los modelos a usar no pueden cubrirles el cuello ni extenderse por los hombros, y tampoco pueden bajar de las rodillas. Agregándole a estas, que no pueden tener ningún tipo de cremallera o sistema de apertura.

    Además los bañadores de competición deben ser hechos de materiales textiles y no ser a la medida del nadador. Esta norma hace excepciones cuando se trata de competiciones a mar abierto, para evitar problemas de hipotermia en los participantes.

    Mejores modelos en el mercado

    Para los hombres se acostumbra a ver dos modelos: largos o completos y los cortos o tipo slip.

    La marcas, Speedo de Australia y la alemana Arena, son las que más modelos aportan al mercado de los deportes acuáticos. El fabricante australiano ofrece los modelos largos Sports Logo Jammer, hechos con tecnología Endurance10 que le otorga resistencia al cloro y ante los rayos UV. Se consiguen en el mercado por un precio aproximado de 30 euros.

    Otra opción es el Fit Graphic Jammer, que ofrece unas costuras especificas para sostener la parte muscular del nadador. Eso ayuda a mantener la postura correcta durante el nado. Además otorga comodidad y seguridad extra al tener un corte en V. Su precio ronda los 60 euros.

    Arena por su parte tiene en el mercado su modelo emblemático, el Carbon Pro Jammer. Un bañador que ha tenido protagonismo en las mejores competencias del mundo. Ofrece compresión inteligente a través de fibras de carbono y un efecto de segunda piel. Su precio supera los 100 euros.

    Si lo que se busca es un modelo más económico el Reindel Jammer es el candidato perfecto. Su precio ronda los 40 euros.

    En modelos cortos, Speedo brindan dos grandes opciones, los modelos Boom Splice y los Logo Panel Aquashort. Ambos bañadores se consiguen con precios que van desde los 20 euros.

    Arena, en el tipo bóxer, destaca con el Bhaft Piscina IB y el Solid Squared Short que se mantienen con precios similares a los de la marca Speedo.

    Modelos para mujeres

    El Arena Powerskin ST 2.0 es el más completo entre los modelos femeninos. Otorga una libertad de movimiento increíble y posee una resistencia mínima en el agua. Su precio está cercano a los 200 euros.

    Speedo por su parte mantiene su prestigio con el modelo LZR Racer Elite V2. El cual fue modificado en sus materiales y construcción para poder tener el permiso de la FINA. Un traje de baño completo que tiene un precio superior a los 300 euros.

    Última actualización: