Saltar al contenido
Ofertas de Ciclismo

Peligros del exceso de calor en los ciclistas

8 agosto, 2019
calor

El calor es un enemigo subestimado de los ciclistas que ataca de manera silenciosa pero con fuerza. De hecho, hay una gran cantidad de peligros relacionados con el sometimiento a calor excesivo. Conocer esos peligros permitirá que los ciclistas estén conscientes de su gravedad y los prevengan. Además, es bueno saber cómo actuar cuando se presentan estos problemas.

calor

¿Qué peligros provienen de la exposición excesiva al calor?

Las personas que aman practicar el ciclismo pueden llegar a elegir los meses veraniegos para practicar este deporte. Sin embargo, es durante esa época en la cual las personas deben tomar una mayor cantidad de precauciones. Eso se debe al calor excesivo que caracteriza a esa estación del año y aumenta la temperatura del cuerpo.

calor

Existe una gran variedad de peligros provenientes de la exposición al calor excesivo durante la práctica de algún deporte. Estos problemas que alteran el bienestar físico de las personas se relacionan con el agotamiento y los calambres. Además de ello, se presentan golpes y síncopes de calor debido al aumento de la temperatura corporal.

Agotamiento

El agotamiento es un peligro realmente común que se presenta como resultado del calor y otra serie de factores. Por ejemplo, practicar cualquier tipo de actividad física que sea intensa en altas temperaturas produce este agotamiento. Además de ello, la falta de hidratación también ocasiona esta problemática si se acompaña de temperaturas elevadas.

Los síntomas que presenta una persona que sufre de agotamiento por el calor incluyen sudoración excesiva, debilidad, náuseas y mareos. En esos casos, es recomendable que la persona ingiera electrolitos líquidos y descanse para poder recuperarse.

Calambres

Los calambres ocasionados por el calor excesivo suelen presentarse en la zona del abdomen. Una de las causas de la presencia de esta problemática se relaciona con la deficiencia de sales en el organismo. Eso se debe a la concentración elevada de los electrolitos perdidos por el cuerpo, que hace necesaria la rehidratación.

Por ello, al estar bajo esta situación, el individuo hace bien en beber una bebida de electrolitos o una bebida isotónica.

Síncope

Los desmayos que ocurren después de que la temperatura del cuerpo sufre un gran aumento se conocen como “síncope del calor”. Al mismo tiempo que la temperatura aumenta, la presión de las arterias disminuye, ocasionando esos desmayos. Quienes experimentan este peligro que se presenta por el calor excesivo necesitan tomar algunas medidas para tener total recuperación.

Entre esas medidas aprovechar la sombra proporcionada por un lugar fresco, ingerir líquidos y reposar acostado de manera recta.

Golpe del calor

Uno de los peligros relacionados con las temperaturas elevadas que posee mayor gravedad es el golpe del calor. Eso ocurre cuando el cuerpo llega a alcanzar una temperatura interna superior a los 40º centígrados. Debido a ese golpe del calor, la persona experimenta diarrea, convulsiones, vómitos y confusión, síntomas que podrían considerarse leves.

Eso se debe a que, en los peores casos, la persona podría caer en coma o incluso morir. Debido a la gravedad de este peligro del calor intenso y prolongado, se debe acudir inmediatamente al médico.

Consejos para prevenir los peligros del calor excesivo en los ciclistas

Los distintos problemas de salud que podrían llegar a ocasionar los excesos de calor pueden prevenirse de distintas maneras. Seguir prácticos consejos para lograr evitar esos peligros no es para nada complicado y puede marcar la diferencia. La lista de sugerencias incluye refrescarse, elegir bien la ropa y reconocer los límites personales relacionados con el rendimiento físico.

Prevenir estos problemas físicos que alteran la salud resulta en extremo provechoso para los ciclistas. Eso se debe a que estos deportistas podrían presentar alguno de estos problemas por calor excesivo de manera rápida.

Refrescarse

Refrescar el cuerpo, tanto de manera externa como interna, es esencial para los ciclistas. Por ello, llevar una botella con agua al andar en bicicleta es un consejo verdaderamente práctico. Claro está, lo mejor es que el agua esté fresca, por lo que será necesario congelarla la noche anterior.

De la misma manera, echar un poco de agua sobre el cuerpo es recomendable para obtener un refrescamiento completo. A medida que el calor se vaya incrementado, el ciclista debe tomarse tiempo para descansar bajo una sombra refrescante.

Elegir bien la ropa

La ropa es uno de los factores que incide en la conservación de una buena termorregulación en el ciclismo. El tipo de ropa correcto para los ciclistas está fabricada para contribuir a la transpiración y la evacuación del sudor. Además de ello, las prendas de ropa usada por quienes practican ciclismo durante el verano deben secarse rápidamente.

De esa manera, el cuerpo podrá enfriarse y mantener una temperatura adecuada, evitando los riesgos producidos por el calor excesivo. Todas esas características de la ropa también incidirán en la comodidad del ciclista que la usa.

Reconocer los límites físicos

Los ciclistas deben dar lo mejor de sí cuando están entrenando para una competencia importante. Por otro lado, quienes disfrutan de andar en bicicleta con amigos y/o familiares también pueden volverse competitivos. En esos casos, es normal que las personas traten de dar más de sí mismas para obtener la victoria.

Por ello, es importante que el ciclista esté consciente de sus límites físicos y sepa respetarlos, sin sobrepasarlos. Eso es de suma importancia cuando se practica ciclismo con calor asfixiante, constante e intenso. Debido a eso, es aconsejable que de vez en cuando las personas reduzcan su esfuerzo y bajen la intensidad al pedalear.

Existen otros consejos y recomendaciones que te ayudaran a practicar ciclismo aun en los días mas calurosos.

¿Qué hacer cuando una persona presenta un problema por exceso de calor?

Hay ciertas sugerencias que aplican para ayudar a un ciclista que está sufriendo las consecuencias del calor excesivo. Esos consejos son fáciles de seguir pero realmente importantes. De esa manera, si se decide salir en bici con mucho calor, se sabrá cómo actuar ante una situación negativa.

  • Darle de beber agua fresca, ya que ciclismo y deshidratación equivalen a una mala combinación.
  • Mojarle la ropa con agua fresca para tratar de enfriar al individuo afectado.
  • Acudir al médico lo antes posible para que reciba la atención debida.