Saltar al contenido
Ofertas de Ciclismo

Por qué todos los ciclistas deberían llevar pedales automáticos

www.ofertasciclismo.es

Uno de los mayores miedos que suelen tener los ciclistas principiantes es utilizar pedales automáticos. Con estos pedales, al ir enganchados a la bicicleta, podemos tener sensación de inseguridad, sobre todo por miedo a no poder desengancharnos a tiempo.

Sin embargo, con la práctica, este tipo de pedales resultan mucho más seguros que los pedales de plataforma, y además con ellos también se aumenta el rendimiento.

Ventajas de los pedales automáticos

Seguridad

Ir enganchados a la bicicleta con unos pedales automáticos es bastante más seguro que ir con unos de plataforma. Al ser la bicicleta y el ciclista una sola pieza, tendremos un mejor control de la bicicleta, sobre todo en descensos y zonas complicadas.

Con los pedales de plataforma corremos el riesgo de que en un momento determinado se nos resbales algún pie del pedal. Si esto nos sucede a poca velocidad podremos controlarlo, pero si nos ocurre a una velocidad elevada la caída está casi asegurada.

Yendo con pedales automáticos además tenemos la posibilidad de esquivar obstáculos saltando con la bicicleta. Al ir enganchados estos saltos para esquivar ramas, piedras o bordillos será más sencillo. pedales automáticos

Mejor rendimiento

Con los automáticos aprovechamos mejor el movimiento de nuestras piernas al pedalear. Esto es debido a que no sólo se aprovecha la fuerza de bajada de los pedales, sino también la de subida, algo que no sucede con los pedales de plataforma.

Además, al ir enganchados siempre en la misma posición, el pie estará siempre bien colocado en el pedal y aprovecharemos mejor la fuerza.

Cuestión de práctica

Lo único que hay que hacer para adaptarse a los pedales automáticos es practicar. Al principio es recomendable practicar en parado el enganche y desenganche, agarrados a algún objeto para no caernos (silla, pared, puerta, etc).

Además estos pedales suelen llevar una tuerca para regular la fuerza del muelle. Cuanto más floja esté esa tuerca menos nos va a costar desengancharnos de los pedales.

Cuando ya tengamos la técnica bien integrada es más seguro apretar esa tuerca. Así no corremos el riesgo de desengancharnos en algún golpe brusco. pedales automáticos